Inicio     Nosotros  La Revista Contáctenos
 
ENTREVISTA COMPLETA DE JOHNNIE JUMPER EN COMPAÑÍA DE CAROL NESMITH Y PEDRO EVANS.

El pasado 18 de Junio 2009 en uno de los famosos tours, me tocó llevar a los señores Felipe Ceseña, su hijo Felipe Ceseña Jr. y al Dr. Mario Gangioiti, todos ellos de la ciudad de Tepic, Nayarit. Dentro de los planes era estar en la ciudad de Ripley Ms., visitar al Sr. Johnnie Jumper entre otros, asimismo llegar al pueblo de Nauvoo Al., visitar a Chris Nesmith, y de paso saludar a Carol Nesmith.
Cuando el Sr. Jumper, supo de nuestros planes se ofreció a acompañarnos y así tener la oportunidad de saludar a Carol Nesmith; quedamos de acuerdo en ir el siguiente día, después de visitar la granja de Kerry Robinson. Como es costumbre entre los galleros, la visita se alargó un poco, mientras que Johnnie Jumper, esperaba nervioso la hora de partir. Por fin fuimos por el señor Jumper a su granja y de ahí continuar el viaje hacia Nauvoo, Al. Pocas veces había visto a Jumper tan contento y tan lleno de vitalidad. Cuando Llegamos por fin, nos esperaba Carol, igualmente nervioso; tenían 8 años que no se veían, así que cuando se vieron, se dieron un abrazo como de padre a hijo. Muy emocionado Carol Nesmith, nos dijo a todos este es mi héroe, Johnnie y yo viajamos por muchas partes del mundo juntos, si así es, contestó Mr. Jumper.
Pedro Evans: Disculpen puedo grabar y tomar algunas fotos para la revista Gallos de América, creo que ésta será una reunión histórica.
Por supuesto, y que salgan buenas fotos dijeron los dos. Esta reunión fue una charla común entra recordar los buenos tiempos y algunas anécdotas que tuvieron juntos.
Carol, comenzó mencionando los triunfos que han tenido actualmente los gallos de Lonie Harper y los de Kerry Robinson.
Johnnie Jumper: Sí ambos tienen buenas crías, aclaró el. Recuerdo que estos hombres han jugado
siempre buenos gallos.
Carol Nesmith: Yo quisiera tener la memoria que tienes tú Johnnie, pero no puedo recordar tanta pelea y tantos buenos galleros.
Johnnie Jumper: Recuerdo una pelea que fue en el Bayu con gallos de ellos, que duró 2 horas. Ambos
han tenido extremadamente buenos gallos. desde que yo recuerdo Lonie Harper siempre
se ha mantenido en los primeros lugares, tanto con sus giros como con sus Hatch.Carol Nesmith: Como digo, no tengo memoria para tanta pelea con trabajo recuerdo las peleas que he ganado yo y las que de veras no recuerdo son las que perdí; bueno esas las tienen que recordar los que ganaron... jajajaja.
Johnnie Jumper: Hablando de buenos gallos, mucha gente quiere gallos y se basan en las apariencias
externas, ellos ven lo de afuera yo puedo ver en mis gallos lo de adentro. Los conozco bien, nadie conoce mis aves mejor que yo.
Carol Nesmith: Eso es cierto y eso lo saben todos los buenos criadores, uno aprende a reconocer lo que uno tiene y nadie más adecuado para recomendar qué clase de gallo es el que ellos necesitan, en ocasiones los clientes entran en pánico porque uno les
manda gallos y ellos esperan otro tipo de gallos, luego los juegan y tranquilizan.
Johnnie Jumper: Bueno el pánico de los clientes es común por varias razones, porque los gallos no
llegan cuando ellos quieren o porque las plumas no son del color que ellos pensaban; asimismo por que son más bajito, más altos o porque los espolones no se
ven del color que ellos tenían en mente; en fin...es cosa comun. .
Pedro Evans: Mr. Jumper, ¿Recuerda cuándo conoció a Carol Nesmith?.
Johnnie Jumper: Nos conocemos de hace mucho tiempo, sólo recuerdo que eran los buenos tiempos.
Carol Nesmith: Yo recuerdo que cuando conocí a Jumper, había un palenque llamado Clear Creek
aquí en Alabama, ahí fue donde lo conocí.
Johnnie Jumper: ¡Cielos! sí fue en Clear Creek, entonces sí hace muchos años, debo pedir disculpas por no recordar ese tiempo.
Carol Nesmith: Bueno hablando de los buenos tiempos, eran más o menos como están ahora los derbys en México.
Johnnie Jumper: Recuerdo en una ocasión en que jugábamos un derby Carol y yo, me dice: Johnnie, llevamos seis, si ganamos el derby, te doy un pedazo de esta gallina que estoy comiendo; pues ganamos el derby y no me dio el pedazo de gallina que me prometió, se la comió toda.
Randy Jumper: Muchos criadores están pensando en moverse a México, como Jeff Huspet de Cedar Creek, ya nosotros tenemos dos lugares uno es con los Ceseña, y el otro en el norte de México.
Carol Nesmith: Preferible México que irse a Filipinas, ese lugar sí que está lejos, aunque también por allá hay excelentes galleros, uno de ellos Many Avello, lo conozco desde hace ya muchos años, desde que él era joven; la primera vez que fui a Filipinas el 88 ó 89, poco después en los 90 gané uno de los campeonatos mundiales. Recuerdo que andaba con mucho miedo, era el único gringo; me pusieron guardias de seguridad y no me dejaban ir a ningún lado solo, le dije a Many que este lugar debe ser muy inseguro y él me contestó que era
muy seguro, entonces por qué tengo que traer guardias de seguridad y con metralletas, me dijo: simplemente porque quiero que estés seguro.
De cualquier manera fue una experiencia maravillosa haber jugado en ese país; de esto
Mr. Jumper puede darnos mejor testimonio por que él estuvo ahí antes que yo.
Johnnie Jumper: Lo que yo recuerdo de Filipinas y nunca se me olvida es el tremendo tráfico de autos en la ciudad de Manila, es como la Cd. de México sólo que peor; definitivamente no puedes manejar en Manila sin tener un buen claxon. Para poder entenderlo bien, tendrían que ir personalmente.
Pedro Evans: Háblenos de sus primeras experiencias en Filipinas Mr. Jumpe.
Johnnie Jumper: Que estaba asustado.

Pedro Evans: ¡Asustado...! ¿Por qué?
Johnnie Jumper: Pues porque andaba yo solo y muy retirado de mi casa.

Carol Nesmith: Yo puedo decirles una buena experiencia de Filipinas pero hay otra mejor de Johnnie cuando estuvo en Tijuana, JoJohnnie Jumper: Calla Carol, esas cosas no se dicen.
Pedro Evans: ¿Por qué?, ¿Qué hicieron en Tijuana?.
Johnnie Jumper: Pues nada, así es la vida uno, aprende de sus errores. Cambiando de tema un poco hace rato cuando viajábamos, hablábamos acerca de la diferencia que hay en los gallos que se juegan en lugares altos y en los lugares más bajos, pienso que definitivamente debe de haber cambios en la manera de preparar a los gallos.
Carol Nesmith: Yo aprendí estos cambios cuando jugué en México, en Michoacán con el Sr. Leonel Valencia, de 13 compromisos ganamos 11, perdimos uno y empatamos otro. Esto fue el primer año que fui a México, usando el 90% de mis gallos, no todos porque en ocasiones, los pesos no se ajustaban y hubo que echar mano de otros gallos llevados de Oklahoma, creo que eran Murphys, no recuerdo el nombre del criador. pero es difícil ir y vencer al contrario prácticamente en el patio de su casa, pero gracias a Dios nosotros tuvimos mucha suerte en esto. Ese tiempo fue mi mejor época en Mexico.
Johnnie Jumper: Es una lástima que los criadores se tengan que ir del país para poder seguir jugando y criando.
Carol Nesmith: Así es, pero estos de los Peta y HUSA tarde o temprano terminaron por prohibirnos toda actividad relacionada con los gallos; de verdad que es una lástima.
Mr. Carol, ¿Recuerda Ud. qué clase era el gallo de los 5000.? Preguntó alguien.
Carol Nesmith: Era medio Possum y medio Stuart y fue Mr. Jumper quien lo empezó a reproducir,
Johnnie Jumper: Bueno, ¿Por qué nadie me da crédito a mí? lo que sí recuerdo es que cuando me lo dejó Carol, tenía miedo de que algo le fuera a pasar, me lo dejaba y yo no sabia que decir.
Carol Nesmith: Por fin me dijo: ¿Hijo qué voy a hacer con este gallo? y le dije pues a reproducirlo.
Johnnie Jumper: ¡Cielos! ganamos buen derby con los hijos de ese gallo y mucho dinero, era un
buen gallo, se lo pasé a George Neal, junto con unas gallinas radio, él le llamo al gallo, "Mary Bee" en honor a su esposa, no sé por qué lo hizo, pero así le llamo. Bueno, bueno, debo también reconocer que Carol ha sido un buen preparador. Todo el tiempo que jugamos gallos juntos hizo siempre un buen trabajo, sabe cuál es el peso exacto del gallo y los afina a punto, una vez me sorprendió rebajó a unos gallos casi una libra y ganaron.
Carol Nesmith: A Johnnie le gusta dar mucha comida, a mí me gustan los gallos más ligeritos, los gallos son como las personas, a veces comen demás y engordan, esto no va con los deportistas. Esos gallos a los que se refiere Johnnie, cuando los agarré pesaban casi 7 libras.
Johnnie Jumper: Carol, tiene un talento de observar los gallos en su alimentación y es muy exacto.
Carol Nesmith: De verdad me gusta preparar gallos y alimentarlos bien, en realidad eso es lo que
más me gusta del deporte, aunque reconozco que no lo hago como la mayoría.
Johnnie Jumper: Otro talento que tiene Carol, es el de mantener la humedad perfecta en los gallos, usa el humidificador y deshumidificador, no sé cómo rayos lo hace pero lo hace; no cualquiera lo hace correctamente, hay quienes hacen más daño que bien al gallo con estos aparatos. Recuerdo que en Sun Set, ese era un problema, había demasiada humedad.
Pedro Evans: ¿Cómo juega un gallo cuando tiene mucha humedad, abajo o arriba?
Carol Nesmith: Usualmente con mucha humedad el gallo no levanta, tiende a pelear abajo pero muy flojo y lento y cuando está muy seco, vuela alto pero no corta.
Pedro Evans: ¿Cómo se hace para quitarle la humedad al gallo?
Carol Nesmith: Bueno la manera de eliminar la humedad muy rápido, es usando el deshumidificador dejarlo correr un rato, tiene un medidor, así que hay que calibrar la humedad a 65 grados, si detectas humedad desde temprano, antes que comiencen las peleas es bueno usar pellets, esto lo puedes ver en las heces, si están muy húmedas, entonces un par de pellets cada dos horas es suficiente.
Entre las anécdotas, que se contaron, Johnnie Jumper nos cuenta que una persona cuyo nombre omitimos por razones obvias, en fin, era excelente seleccionador, sólo que escogía seis gallos ases y dos malos; siempre lo hacía así y no sabían por qué; cuando lo vio jugar se dio cuenta, cuando uno de los malos jugaba, él le iba en contra de su gallo.
Carol Nesmith: Recuerdo cuando llegaron unos Filipinos a comprar gallos y poco después llegó uno de
mis amigos mexicanos, lógico que yo tenía que atender primero a los filipinos, pero eran demasiado lentos para seleccionar, mi amigo el mexicano, se desesperó y me dijo: te voy a dar 100 dólares más por cada gallo, pero déjame escoger a mí primero; me dijo esto es por
la confianza que me tenían mis amigos.
Chris Nesmith: Quiero decir que el Sr. Jumper siempre ha tenido un espíritu de deportista excelente, nunca envidioso o prepotente; recuerdo que en 2006 nos tocó jugar una final en Filipinas era, por el campeonato mundial, él llevaba 7 peleas ganadas y yo 6 y una perdida; cuando le llamé para decirle que el siguiente día nos tocaría jugar uno contra el otro, lo primero que me dijo fue: hijo, ojalá que ganes para que quedemos empatados y efectivamente la gané y compartimos el campeonato.
Mr. Jumper no dijo nada, sólo sonrió. La plática se desarrolló de una manera amena, y recordando los amigos, las diferentes
ocasiones, que jugaron sus gallos juntos; todo en un ambiente de charla cordial donde todos intervenían.
Fue esta una ocasión memorable ya que Johnnie Jumper y Carol Nesmith, tenían más de 8 años que no se veían.
Para este, su servidor que me tocó ser testigo, fue algo inolvidable por haber tenido la oportunidad de grabar algunos segmentos que con mucho gusto se los presentamos a todos nuestros lectores y que quede constancia de la amistad y compañerismo que existe entre estos dos gigantes, de estos dos grandes leyendas de los gallos.
Llegó la hora de despedirnos
todos muy contentos y sonrientes, de toda la afición de América; Carol y Johnnie nos agradecieron la visita y nos invitaron a hacerlo nuevamente.

 

© Copyright 2008. GallosDeAmerica.com